¿Se puede pensar en una minería sustentable en Jujuy?

La provincia norteña apuesta, fuertemente, al litio como motor productivo de un sistema económico que parece no lograr salir a flote. En paralelo al éxito de la minería en 2018, comunidades de la puna manifiestan su rechazo a la explotación minera en la región con cortes de rutas.

Image description
Image description

Las empresas mineras que se sitúen en suelo jujeños deben tener certificaciones de alta calidad de servicio, ya sea, certificar en ISO 9001: 2015 Sistema de Gestión de la Calidad, ISO 14001:2015 Sistema de Gestión Ambiental y OHSAS 18001:2007 Sistema de Gestión de Seguridad y Salud Ocupacional. Asimismo las empresas mineras, y en particular las que trabajan en las extracciones de litio, deben enmarcarse bajo estándares internacionales precisos, en los cuales los programas de supervisión ambiental se realizan periódicamente con participación de proveedores locales y las comunidades, quienes también participan de manera activa. Por último, las mineras deben tener un expreso cuidado, control y manejo de seguridad en materia del reprocesamiento de residuos.

En este contexto normativo, ¿es posible pensar en un escenario minero sustentable, que garantice la subsistencia de los  recursos naturales, y en especial, el agua?

Desde el gobierno nacional, provincial, y los principales entes que congregan al sector minero, las empresas, la respuesta es sí. Estos apuestan a que es viable una minería verde, que podría llevar tranquilidad a las comunidades.

En un encuentro entre  diferentes actores de la minería nacional y provinciales, se trabajó de manera conjunta en la posibilidad de acceder a un informe detallado del Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR), el cual permitirá a la Secretaría de Minería provincial contar con una amplia y precisa base de datos que indica áreas potenciales para la exploración. Esta información podrá orientar futuras exploraciones y propiciar el desarrollo de la actividad, teniendo en cuenta factores de gran importancia como las reservas naturales de agua potable, y las comunidades que trabajan las tierras de la puna, ya sea con ganadería o agricultura.

En la reunión, participó la secretaria de Políticas Mineras de la Nación, Carolina Sánchez, quien marcó el trabajo en materia minera en Jujuy como histórico, serio y de mucho compromiso. “En esta oportunidad estuvimos conversando sobre un estudio conjunto que estamos llevando adelante con la provincia para valorar el impacto económico de la actividad minera en la misma, haciendo un análisis pormenorizado del producto bruto geográfico de cada región de la provincia, y el impacto que la actividad minera tiene en la economía provincial”.

Carolina indicó, además, que “SEGEMAR ha culminado y ha presentado el informe de un estudio de áreas potenciales para la exploración minera en donde se determinaron áreas para bancos de exploración, lo cual es una información muy útil para orientar las futuras exploraciones y el desarrollo de la actividad en la zona noroeste de la provincia”.

En paralelo, los reclamos de las comunidades se hacen sentir en las rutas 52 y 79. Allí se apostaron más de un centenar de personas que rechazan la explotación de litio en Salinas Grandes y Laguna de Guayatayoc.

En Jujuy, informan fuentes oficiales, “existen los canales institucionales para el desarrollo de la actividad minera y para la participación de la comunidad en estas iniciativas. Existen los canales por los cuales las comunidades pueden efectuar consultas, para hacer el visado de los estudios de impacto ambiental. La provincia cuenta con un catastro digital on-line, esa es información pública y disponible por lo que aumentar la transparencia y la institucionalidad nos puede dejar tranquilos de que la actividad se hace de una manera ordenada y responsable”.

Julio Ríos Gómez, presidente de SEGEMAR, expresó “venimos trabajando juntos hace un tiempo a través de una base de datos y en el estudio de los distintos proyectos, que van desde prospectos hasta estudios más desarrollados e incluso en explotación”.

“Usamos métodos indirectos, los cuales nos dan una serie de mediciones geológicas que hicimos a través de imágenes satelitales y otros recursos, y una vez obtenidos esos datos y puestos en un mapa y tomando además el conocimiento de viejos distritos mineros de Jujuy, nos ha permitido delinear distintas áreas con una gran potencialidad para metal gas, cobre, plomo, zinc y estaño; y para minerales preciosos como oro y plata” explicó. “Esta base de datos con la que ahora cuenta la provincia servirá para darles a los inversores, y así, ellos ver con más detalle lo que están buscando”.

Además, sostuvo que “existen los canales institucionales para el desarrollo de la actividad minera y para la participación de la comunidad en estas iniciativas. Existen los canales por los cuales las comunidades pueden efectuar consultas, para hacer el visado de los estudios de impacto ambiental. La provincia cuenta con un catastro digital on-line, esa es información pública y disponible por lo que aumentar la transparencia y la institucionalidad nos puede dejar tranquilos de que la actividad se hace de una manera ordenada y responsable”.

Julio Ríos Gómez, presidente de SEGEMAR, expresó “venimos trabajando juntos hace un tiempo a través de una base de datos y en el estudio de los distintos proyectos, que van desde prospectos hasta estudios más desarrollados e incluso en explotación”.

“Usamos métodos indirectos, los cuales nos dan una serie de mediciones geológicas que hicimos a través de imágenes satelitales y otros recursos, y una vez obtenidos esos datos y puestos en un mapa y tomando además el conocimiento de viejos distritos mineros de Jujuy, nos ha permitido delinear distintas áreas con una gran potencialidad para metal gas, cobre, plomo, zinc y estaño; y para minerales preciosos como oro y plata” explicó. “Esta base de datos con la que ahora cuenta la provincia servirá para darles a los inversores, y así, ellos ver con más detalle lo que están buscando”.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: