Cine en Jujuy: ¿una industria configurándose? (creciente como polo para el mundo y al interior de la provincia)

Locaciones que hacen al arte; técnicos y realizadores talentosos; más recursos en alta formación;  moneda favorable para producciones extranjeras; políticas públicas que apuestan al sector; y los protagonistas del campo impulsando más políticas específicas… Hay mucho aquí para ser un polo de producción audiovisual en el mundo, que se vuelve cada vez más icónico y experiencial. Hablamos con Facundo Morales, coordinador general del Festival de Cine de las Alturas, y analizamos la incidencia productiva del sector en la provincia.

Image description
Image description

La última década en el país vino con políticas que miraron hacia la producción audiovisual como sector productivo, o al menos el campo audiovisual no dejó de intentar crecer aún las gestiones no muy interesadas tras algunos avances ya logrados. En Jujuy, 2020 es el año de la 6ª edición del Festival Internacional de Cine de las Alturas y el 5º de ser sede (y lograr egresados talentosos) de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC) NOA, además de contar con trayectorias como 19 años de la muestra Jujuy Cortos, hitos como la ponderada Deuda Interna, o joyas como los pasos y obra de Jorge Prelorán allá por los ’60, en el siglo pasado, entre otros cientos de puntos en el camino hasta hoy.


Facundo Morales es el coordinador general del Festival del Cine de las Alturas. El Festival es internacional, y se presentó en ocasiones como “el mejor cine andino”. En esa relación (Jujuy- región – el mundo), es en la que quisimos reflexionar al pensar al campo como un sector productivo en la provincia.  

“Uno de los objetivos principales al momento de crear el Ente del Festival era configurar un evento con un perfil único y con una fuerte identidad, que ponga en valor nuestro cine y el de los Andes. Un cine original con el que el público, sobretodo el jujeño, se sintiera identificado. Jujuy es la provincia más latinoamericana del país y sumado a nuestra milenaria cultura y nuestros hermosos paisajes hizo que todas las ideas se acomoden a la perfección. Todo esto genera un atractivo extra para los realizadores que postulan sus films para competir en cada edición”, resume Facundo sobre el espíritu de Cine de las Alturas, y sintetiza también ese atractivo de Jujuy que integra paisajes y cultura. 

¿Cómo mostrar ese Jujuy al mundo? Facundo comparte que desde el Ente estaban “convencidos que de esta manera [con el Festival] posicionaríamos a Jujuy dentro del circuito de los grandes eventos cinematográficos de Argentina y Latinoamérica”. “Y lo hemos logrado en poco tiempo, fruto del enorme trabajo de todas las personas que hacemos el Festival. Los resultados están a la vista, sin ir muy lejos en la 5ta Edición (2019) más de 28.000 personas disfrutaron de las proyecciones, capacitaciones y actividades especiales”, recupera. 

Pero el ofrecimiento a la región y al mundo debe ser consolidado. Hace un tiempo reflexionamos aquí sobre el conjunto que hacen el Festival Internacional con la Jujuy Film Commission y el Cine Móvil. Facundo describe que a su interior, el Festival, también se cohesiona esos tres espíritus: “el Ente del Festival trabaja de manera anual en tres pilares fundamentales: la exhibición, la formación académica y el fomento a producciones audiovisuales locales”, reflexiona Facundo, y detalla que “el Festival es el evento principal, [pero también] hacemos especial hincapié en la formación a través de capacitaciones. El año pasado tuvimos más de 25 actividades académicas dictadas por importantes figuras de la industria (clínicas, talleres y clases magistrales), todas con cupo lleno y en su mayoría cursadas por jujeños”. 

Además, destaca que “hay un lugar importante para los realizadores de la provincia y del NOA, con una competencia especial para la región, donde en cada edición hay más proyectos locales en competencia e incluso recibiendo premios y menciones importantes”. “También, desde el 2017 hemos implementado distintos concursos provinciales para desarrollo de proyectos audiovisuales locales”, suma el coordinador sobre el Festival. 

“Todo esto no es casualidad y  tiene que ver con la búsqueda de ese objetivo principal que es erigir a Jujuy como un importante polo de producción audiovisual”, señala Facu, a lo que IN Jujuy indaga más y obtiene el análisis: “es importante comprender que el cine es una industria cultural con un potencial enorme, y que sin dudas puede aportar a la nueva matriz productiva de la provincia. En Jujuy, desde hace un par de años, se empezaron a desarrollar y concretar políticas públicas que potencien al sector audiovisual. Hay tres actores importantes en este sentido: la ENERC Sede NOA, la Jujuy Film Commission y el Ente Autárquico del Festival Internacional de Cine de las Alturas. Cada una cumple un rol fundamental en el desarrollo de ese polo audiovisual que mencionaba anteriormente”, sostiene.

Facundo, como coordinador del Festival, y quizás como cualquiera que haga la ecuación entre territorio y producción audiovisual, lo sabe: “nuestra provincia goza de inmejorables locaciones para desarrollar proyectos audiovisuales, de cualquier género, tenemos también técnicos y realizadores muy talentosos, y un Festival Internacional de Cine consolidado que pone a Jujuy en el mapa de la actividad audiovisual nacional e internacional, y que además funciona como ventana de exhibición de las producciones locales. Todo esto genera un combo muy auspicioso para el futuro, que hay que proteger y potenciar”.

Y reconoce que hay más sinergia en el campo cinematográfico –y audiovisual en general-  en Jujuy para todavía un desarrollo mayor: “el próximo paso será conseguir la ansiada ley audiovisual en la provincia, la cual estamos impulsando desde el Ente del Festival junto al sector audiovisual de Jujuy”, asegura.  

Así lo anhelamos también desde IN Jujuy, por ese mundo creativo, liberador y superador que es el cine. Y por toda una provincia que puede nutrirse de él.

El Festival en 2020: on line, con espectadores de todos los Andes y con autocine

De la 6ª edición del Festival Internacional de Cine de las Alturas, las proyecciones y la modalidad de participación prevista  ya te contamos un poco aquí. Pero también quisimos que Facundo nos comparta su apreciación sobre la nueva versión del evento, que será en su mayoría por streaming, y adaptando –en su único evento presencial: funciones de autocine- también a la pandemia que llevó a todo el mundo a reorganizarse.

“La emergencia sanitaria mundial afectó fuertemente a los eventos cinematográficos donde la presencia del público en las salas de cine es esencial. Apenas supimos que no podríamos llevar a cabo el Festival en su formato original, comenzamos a trabajar en una versión virtual; ése fue nuestro principal desafío: poder realizarlo a pesar de la adversidad. Rápidamente tuvimos que adaptarnos una nueva modalidad y reestructurar”, enmarcó Facundo, y resaltó que “la diferencia más impactante es que a través de esta plataforma tendremos una audiencia continental y nos permitirá llegar a millones de hogares de la región”. Es que a la Edición de este año, que será del 11 al 20 de septiembre, los espectadores de Argentina, Bolivia, Chile, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela podrán acceder gratuitamente a la programación del Festival a través de una plataforma propia. 

También, anticipó Facundo habrá encuentros virtuales con los directores de todos los films en competencia y capacitaciones online. Y tiró la perlita para los que amamos la pantalla grande, enorme: “la única actividad con presencia de público serán funciones de autocines que comenzaremos a realizar semanalmente a partir del mes de Julio, con un protocolo estricto de bioseguridad ya aprobado por el COE Provincial; durante los días del Festival tendremos una programación especial en los autocines”, anunció.


Para saber más del Festival y de toda la tarea del Ente, podés ingresar al sitio web.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: